mayo 17, 2021

MIPS5

Noticias en español para ti!

España se endereza con mucho sufrimiento

Un activo Macaulay (izquierda) y Olejnisak para Polonia-España. Khalid Elfiki / POL /.

Con un golpe en el riñón y bastante sufrimiento, España sobrevivió a un duro trance (26-27) ante Polonia, que le ayudó a enderezar su posición en el Mundial tras el primer empate con Brasil. Ya en la segunda jornada le esperaba una encrucijada adecuada para sus futuras aspiraciones y personalidades inmediatas en el torneo, y supo encontrar soluciones suficientes para sacarlo adelante a pesar del nuevo apagón que sufrió a mediados de la segunda parte. Antes que él tenía a Moravsky, un gran objetivo (17 ahorros y 41% de éxito) y una potente batería de salida. El triunfo lo convirtió en el líder del equipo con tres puntos y un centro clave ante Túnez de este martes (18.00 horas, Teleteporto) a la espera de completar el pase de vuelta.

Un viejo zorro que lo sabía todo sobre estos campeonatos advirtió a Viran Moros que “la primera final nos llegará muy pronto”. La mala preparación (un partido antes del viaje a Egipto y dos partidos en 2020) y la antigüedad del equipo podrían haber hecho pensar que se necesita un inicio más pasivo, sin mucho estrés. Pero un inesperado empate ante Canarinha el viernes pasado redujo la magnitud del error de España y la selección respondió con mejor pulso del que inicialmente se visualizaba ante la selección sudamericana. No fue un tirón de lágrimas, pero aún tenía una firma clara.

Moravsky no hizo paradas en su debut ante Túnez, pero se convirtió en un muro ante España. No pasó mucho tiempo antes de que apareciera. Sus ampliaciones en el lanzamiento de seis metros y algunos fallos en la selección impidieron a los Hispanos sacar mucho provecho. Sin embargo, la comparecencia de Jordi Ribeira en la corte de Entre Ríos levantó a los chicos. Con su acierto exterior (tres tercios en la primera parte) y sus pases (dejó un fantástico sin ver a Ficuras), España tomó más aire. Hasta entonces, el equipo no se benefició mucho de las sucesivas derrotas de Polonia (11 al descanso y 16 al final, siete para España). Rodrigo Corals, que no quiere ser menos que su colega, también se sumó al avance del examen. Intervalo: 11-14.

READ  Kovit-19 se hizo cargo

La segunda parte comenzó de la mano de los hermanos Tujshbev, que sumaron cuatro de sus cinco primeros goles para el equipo y el equipo alcanzó el máximo en el minuto 34 (12-17). Parecía que finalmente pudo controlar Polonia, pero en realidad fue un efecto óptico. Un apartado giró el marcador 8-2 (20-19) y centró el partido en una cuestión milimétrica. Moravsky estaba creciendo y la liberación externa de los polos creó muchas pupas. España volvió a perder en la segunda parte contra Brasil.

Enterrios reapareció en el inicio de este Mundial, esta vez encontrando la alianza de Ángel Fernández. Entre los dos sumaron cuatro goles en la final. Chico, que tenía el cañón en la mano derecha, conectó a su equipo al partido (25-25, min 57), pero el primer hoyo de la pelea, un gol del extremo y otro miembro de la vieja guardia, Casellos, acabó con su rendición ante Polonia.

Polonia, 26 – España, 27

Polonia: Moravsky (b), Chico (6), Morito (5, 4 plumas), Davitzik, Suwara (1), Mazdjinski (3), m. .

España: Corales (b), Pérez de Vargas (b); Enterrios (5), Cermiando, Magueta (1), a. (5), Ario, Figueroa (2), Cardiola y Marcin (2).

Secciones cada cinco minutos: 1-2, 2-4, 5-7, 6-7, 8-9, 9-12, 11-14 – Intervalo – 13-18, 17-19, 20-20, 22-23, 24-25 y 26-27.

Árbitros: Vaklav Horacek y Jiri Novotny (RCH). Excluyeron a Olejniksak, Dassek, Chico, M. Jebala, D. Zebala y Valzak para Polonia, y Moros y Cardiola para España.

Estadio New Capital Sports.